Alberto quería regresar a Polonia, la nieve, las pistas, las mujeres, la aventura… y tenía razón.

Alberto, Doctor de la U Nacional y Anestesista titulado, y para el momento colega conductor de bicitaxi, ya había estado en Polonia, con otros 4 o 5 Colombianos del gremio bicitaxista, me habló de las montañas polacas, de las chicas de belleza exótica de Europa del Este, del vodka obligatorio, la nieve, la comida, y estaba decidido a volver. Volamos el 2 de Enero después de trabajar todo el año nuevo. Ve el video del viaje al final del post.

Nosotros vivíamos en Londres, a mi me habían negado la visa Schenguen para poder ir a Europa continental, Polonia no era aún un estado Schenguen y necesitábamos una visa para ir, Alberto y yo la tramitamos sin problema y despues de pasar la noche del año nuevo, el mejor dia de trabajo del año para los bicitaxistas, con mi hermano Alex nos dimos como regalo una cena en restaurante, un completo lujo y creo que la única vez que cené en “restaurante” en Londres.

Pues aterrizamos en el aeropuerto de Krakovia, pequeño, en algún lugar en las afueras, con dos inconvenientes y una casualidad, el tradicional chequeo doble en inmigración, esta vez con perros oliendo nuestro equipaje y el agente de inmigración haciéndonos preguntas, después de un rato pasamos la frontera y entramos a Polonia! La casualidad fue que unos dias mas tarde, en un pueblo a dos horas de distancia, borrachos en un bar, nos lo encontramos! al agente de fronteras, y Alberto decidió saldar cuentas con una competencia de flexiones de pecho, pero el policia Polaco ganó, fue muy divertido. El otro problema fué que me enfermé justo al aterrizar, una de esas maluqueras en las que uno solo quiere acostarse y que lo dejen quieto, pero estábamos en un aeropuerto en Polonia con rumbo a las montañas, así que le dije a Alberto algo asi como “marica, Alberto, le toca que me lleve porque yo no puedo ayudar en nada”, y alla llegamos despues de unas horas a la cabaña “Dom Turisty” en Zacopane, el Doctor Alberto salió y trajo Vodka y unas pastillas, me dío las dos cosas, alguno de los dos dijo “Vodka! los medicos lo recomiendan” y se fué a esquiar, cuando volvió yo estaba perfecto! y salimos a recorrer el pueblo y a tener una de las mejores cenas que habíamos tenido en meses.

Zacopane

Es el nombre del pueblo donde aprendí a hacer snowboarding, yo pensé que era fácil, pero me tomó 3 dias aprender, y hice buen uso de mi casco y rodilleras de BMX, al final todo era diversion, despertábamos para ponernos las botas de nieve e ir a la montaña, tomar café o una sopa en alguna cabaña en lo alto de la montaña y tomar vodka, que los polacos llevaban en pequeñas botellas. Y en la noche salíamos a cenar y divertirnos.

Korvielov

De Zacopane viajamos hacia otra montaña aun mas grande, Korvielov, fuimos en el coche de los Polacos y atravezamos un tramo de Eslovakia, donde compramos cabanos y salchichas, Korvielov era un pueblo aun mas remoto, fue en el bar del pueblo donde pasamos cada noche tomando Vodka y ligando con las Chicas que iban allí tal vez a calentarse un poco con el Vodka y la música, siempre terminábamos mareados pero al otro dia madrugábamos a la montaña, subir halado de los cables tardaba una media hora y era una prueba de control sobre la tabla, pero descender tardaba unos 15 minutos, a traves de árboles, caminos hechos y nieve nunca antes pisada, nos divertimos mucho también!

a Colombian Traveler in Poland from camilo chaves on Vimeo.

Alberto said Poland was great, the snow, the women, the food, the vodka! and He was right. Watch tre trip of Camilo and Alberto to Zacopane and Korvielov.

(Visited 39 times, 1 visits today)

Want to leave a comment?

comments

Leave a Reply