En Octubre, con el frio del invierno llegando, y con el papel que me permitiría salir de Francia y volver pude hacer mi viaje a Bucarest, Rumania siempre fue o demasiado lejos, o fuera de los limites de la visa, pero creo que desde el 2015 Rumania no pide Visa a los Colombianos, y seguro que no hace mucho tiempo que abrieron sus frontera a los Europeos tambien, porque no hay muchos turistas y pocos vuelos para llegar.

Ocupada por Rusia y los austriacos en 1800, luego por los Turcos en el imperio Otomano, Rumania logró su independencia por primera vez en 1877, pero en 1914 estalló la primera guerra mundial (todos contra Austria-Hungria y Alemania), Romania fue derrotada y arrasada, pero al final de la guerra logró unificarse con Transilvania y Moldova, eso solo duró unos años de dictadura y monarquía, en 1939 comenzó la segunda guerra mundial, Rumania fue repartida entre Rusia al este y los nazis al oeste, obligada a unirse al eje del mal (Nazis, Italia, Hungría) para no ser invadida por Rusia, Rumania entró a la guerra bajo ocupación Alemana, quien fue derrotada, como sabemos en 1944…. y al ser derrotada Alemania, quien creen que ocupó Rumania?….

Si, los Rusos ocuparon Romania desde 1944 en un estado comunista-dictatorial durante 45 años!, un total de 2 millones de victimas  del régimen comunista. en 1990 Romania, independiente restauró el parlamento y en 2004 se unió a la Union Europea.

Riding BMX in Rumania, It’s never easy! from camilo chaves on Vimeo.

Pasando la historia de Rumania que hace que uno se sienta suertudo por haber crecido en Colombia, paso al BMX, allá llegué con mi bicicleta, en los 5 días que pasé en Rumania me gasté unos 80 euros mas el tiquete de avión, en Europa es barato viajar sin maleta, pero viajar en avión con bicicleta es caro, pero nada mal para un viaje de 3 horas. Del aeropuerto monté la bici en el bus que me llevó al centro, hablé todo el trayecto con un aleman ex-BMX que parecía envidiar mi pasion, en el centro armé la bici detras de una esquina, algunos niños pasaban y decían “BMX”, me alegra no parecer un turista. Armé la bicicleta y me fuí directamente al skatepark, fueron 20 minutos de adrenalina y placer por las calles de Bucarest en un domingo de otoño.

1 hora después de aterrizar yo ya estaba montando con los chicos con los que me habia puesto una cita, realmente me recibieron con un juego de trucos, se proponen trucos y gana quien menos errores comete. No gané pero fue muy divertido. Los chicos hablaban casi todos inglés y no habían muchas preguntas sobre nuestros paises, sino disfrutábamos el placer de hacer BMX. Ese primer día montamos desde las 3 hasta las 11 pm y me fuí a dormir en un primer dia espectacular.

Mi anfitriona de los primeros dos  días fué Petronela, o “Petra”, una linda ingeniera quien no fue a trabajar para poder atenderme bien, me recibió con vino y una ensalada, y al otro día fuimos a desayunar a su café favorito.

Y como me parece Bucharest? me preguntaba la gente, Yo fui sincero, la mitad de las casas son muy bonitas, y la otra mitad o están caídas o se van a caer en cualquier momento. Bucharest es un punto intermedio entre las ciudades modernas Europeas como Madrid o Paris y un simple pueblo perdido de las montañas de Eur-asia, una agradable combinación que me recordaba la sencillez del centro de Bogotá pero con placeres de la vida en Europa.

De Gara de Nord, la estación central se sale para Constanta, pronunciado Constanza, una ciudad con as de 2000 años de antiguedad y de la cual me habian recomendado dos cosas: El skatepark Gravity Park, y el Casino antiguo. Con la rueda delantera de la bicicleta desmontada para meterla en la bolsa y llevarla en el tren, un viejo que llevaba tambien una bicicleta se sentó a mi lado haciendome señas que él tambien se sentaba junto a la puerta para vigilar su bicicleta, como yo. En Rumania cada vez que decía que era Colomiano me hablaban de drogas, o narcos, a veces de fútbol pero siempre de drogas,

un par de veces me dijeron si traía drogas.

Solamente una vez me ofendí, para que lo piensen dos veces antes de tratar asi a un Colombiano, las otra veces, me rei con ellos, es mejor a amargarse la vida, el hombre bajó a mitad del camino en un pueblo que parecía digno de dar un vistazo y conocer la Rumania rural, el campo en Rumania, las montañas Carpatos, Transylvania tiene que ser increíble, como lo fué por ejemplo los pueblos en las montañas de Polonia, donde nos recibieron como invitados y cada dia terminábamos borrachos en el bar como viejos amigos.

Lidiando con los perros callejeros.

Cómo iba en bicicleta, en Constanza las calles eran mias y terminé en pequeños caminos cerca de los puertos, con vias de tren abandonadas a un lado, y una colina al otro lado, a veces se oian ladridos de perros y a veces había que llenarse de valor y pasar a su lado, recordando como era igual en Bogotá y como muchas veces me perseguían estando en bicicleta. Recorrí calles por todos lados, ví el Casino, el guardia me ofreció dejarme entrar por algo de dinero pero no me interesaba, en el museo de mosaicos ví mosaicos en el suelo de 2000 años de antigüedad por 3 Lei que seguro el guardia no registraría, yo era el único visitante.

Rodé el skatepark con un niño de 10 años que hacía patineta, estaba cansado y debía volver a Bucharest, en el camino tube un pinchazo que intenté reparar en la estación de Bucharest, con la compañía de algunos gitanos curiosos.

De regreso en Bucharest fue mas BMX en un dia horrible de viento y lluvia, el único skatepark indoor era lejos y aunque me sacaron 2 veces del metro por llevar bicicleta, pude colarme por otra entrada para llegar a montar, los chicos allí me hicieron muchos videos, tube una fuerte caída que me hizo parar y preguntarme lo que ya tengo claro…

si no estaba siendo imprudente al jugar con mi salud saltando en una bicicleta en un país lejano y con una bebe de 2 años a mi cargo esperándome

en Paris, me contesté a mi mismo que debía parar por ese dia y me asusté, normalmente no me caigo, asi que normalmente no tengo remordimientos. Me invitaron a cenar carne en su lugar favorito, uno quería acompañarme hasta mi estación de metro de destino pero lo convencí que no era necesario, y en la noche me escribió preguntando si llegué bien.

En el dia salí a las 8 de la mañana a desayunar y a caminar, ví tantas cosas interesantes que desayuné a las 11 am, iglesias, mercados, el centro histórico, almorcé en un pequeño restaurante de un barrio y me fuí a la cita para montar en el norte de Bucharest, la zona rica que realmente era mucho mas bonita y espaciosa. Montando encontré algunos ya conocidos, tube un golpe al aterrizar mal un backflip y me golpeé las costillas, sería la 5ta o 6ta vez que me pasa y ya me conozco, me iba a doler unos dias, tube que acostarme una hora, me ofrecieron vodka o agua y tube que decirles que dejaran de preguntarme sobre Colombia porque no tenia aire para hablar, me tomé un ibuprofeno y me sentía irresponsable con mi hija quien me necesitaba sano, y me daba pena la idea de ir a visitar un hospital si el dolor no paraba, pero al rato estaba bien y monté un rato mas, al final si soy ese irresponsable y ese backflip tenía que ser realizado. Nos fuimos montando por la calle hasta el centro, nos despedimos y me fuí a una reunion de Franco-parlantes en un bar, donde muchos locales y yo hablamos y bebimos un poco hasta media noche.

 

 

(Visited 15 times, 1 visits today)

Want to leave a comment?

comments

Leave a Reply