Lisboa
Bahia en Lisboa

Desolación

 

Portugal llega despues de mi partida de Paris, donde mi esposa y yo nos dimos el último adios, finalmente decidimos separarnos, ella se quedaría en Francia con mi hija y yo regreso a nuestra casa en Bogotá. Se comprende mi tristeza? Me estoy divorsiando, dejando a mi bebe, la personita más linda que he visto, mi amor, una pequeña versión mia y de su madre, más dificil que recibir una mala noticia o mas dificil que tener una calamidad es que esa calamidad es mitad tu culpa, que no fue el destino sino tu elección y que aunque se puede evitar no hay vuelta atrás.

Imagina que tienes el poder para crear Tsunamis, y acabas de crear un Tsunami que destruye tu país y mata algunos miles de personas y niños. Podrías detenerlo pero no debes, ya está hecho, y tu mismo serás un sobreviviente recogiendo cadaveres entre escombros, tus padres, vecinos, amigos mueren y muchos otros quedan heridos y sin hogar, todo fué culpa tuya y cada día lo recordarás. Pues así me sentí en Portugal.

Ya dije que no es un blog de viajes, pero resulta que mis tres dias en Portugal me los pasé caminando por las calles solitario, en silencio y pensando. Cada paso me alejaba más de las dos personas que mas amo. En unos dias estaré a 8000 kilometros de distancia.

O prefieres que te hable de las iglesias, museos, fiestas, de las calles, del mar y de la comida que se sirve en Portugal?

(Visited 2 times, 1 visits today)

Want to leave a comment?

comments