A Colombian riding China from camilo chaves on Vimeo.

Cuando pasas un año completo montando BMX en un pueblo alejado de China, el raro eres tú. Durante el tiempo en que viví en el campo de China: Aprendí Mandarín, monté BMX con mis amigos Chinos, construí una pista con un anciano Chino (al estilo Karate-Kid), me desplacé un hombro luego de una caída, y hable innumerables ocaciones sobre Colombia, me ha pasado en los paises donde llevo mi bici, siendo solo un viajero con una bici, pero al ser tratado como un embajador del BMX en un país lejano, sentí siempre la presión de montar bien y sin fallar los trucos para no decepcionar y no lesionarme, eso me hizo progresar en lugar de simplemente dejar de montar por miedo a fallar.


Por una suerte en la vida que nunca olvidaré, después de pasar 2 años en Suecia y 6 meses en Noruega y Finlandia (cómo llegué a Suecia + BMX video), mi novia y yo terminamos viviendo en el campo de China, lejos de las ciudades y el turismo, en el campo, en donde solo se habla Mandarín y donde posiblemente eramos los unicos extrankeros de la zona, vivíamos en el campus de un instituto rural, compartíamos el  campus con unos 1000 Chicos Chinos de los pueblos cercanos, no teniamos que pagar ni renta ni servicios, y la comida era casi gratis y muy variada, Yo era estudiante de Chino, exactamente a mitad de camino entre las ciudades de Zhangdian y Zhoucun, cada una con 500.000 habitantes.


Es diferente viajar a un país lejano como un turista a viajar con tu bicicleta, ella te asegura amigos, un plan para hacer, un tema para hablar, lugares por conocer y la sensación inolvidable de rodar por calles extrañas, hay en el mundo muchas personas como yo que usan una herramienta para integrarse al lugar, esa herramienta puede ser una guitarra, la música, un talento, una profesión ó una pasión como la bicicleta.



Mi año en China no solo fué andar con mis amigos BMX de la ciudad, que estaba a 30 minutos en mi BMX, casi cada día exploraba en bicicleta caminos diferentes hacia la ciudad o, en cualquier dirección alguno de los muchos pueblecitos y rios de la región. Cada día era una aventura asombrosa dificil de expresar con palabras, llena de paisajes, personas, rostros, conversaciones, comida rara y mencionar el nombre “Colombia” a quien quiera que preguntase. Fue díficil aprender a usar el sistema de trenes y debiamos reportarnos con la policia en cada lugar que visitabamos, pero con muy poco dinero logramos llegar a destinos que nisiquiera aparecen en los mapas occidentales y eramos siempre bienvenidos.

a-colombian-traveler-china-22
Todos los BMX en la ciudad estaban muy contentos de tener un nuevo integrante, un año maravilloso comenzaba.

Ha sido difícil, cada destino tiene un dificultad extra debido a mi pasaporte y los tramites y visas que debo sacar, Ya había estado en China 5 años atras, es uno de los 60 países que he visitado con mi pasaporte Colombiano, y uno de los 20 países a donde he llevado mi BMX (ver Viajes con mi BMX). La primera semana fué de sorpresa, sin saber nada de Mandarín, conocí a un Chico BMX que me mostró el punto de encuentro. Se corrió la voz por la ciudad de mi llegada y al siguiente día tenía a unos 15 BMX esperandome, algunos con sus novias, haciendomos un recibimiento a mi novia y a mí, montamos con energía por las calles y en la noche nos invitaron a cenar y luego seguimos montando. Uno de ellos hablaba algo de inglés y fué mi gran amigo y traductor, pero con el paso del tiempo me sorprendí al oirme conversar en Mandarín sobre BMX y sobre la vida con ellos. Cuando sales a montar en Colombia o en China, no solamente se habla de BMX, aprendímucho de ellos, que el gobierno tiene gran control sobre las vidas, que algunos sueñan con casarse pero no tienen la edad permitida, que tal vez nunca saldrán de China, pero igual nunca dejan de soñarlo, en un país en donde es prohibido tener un segundo hijo, no hay hermanos, ni tios, ni primos, en cambio, hay amigos.


 

Construyendo la rampa con mi vecino
Construyendo la rampa con mi vecino

En ninguna de las ciudades al rededor había un skatepark, así que hice como se hace en Colombia: Si no hay, se contruye, y comencé a construir un salto de tierra, el primero de la región. Un trabajo arduo pero vigorizante y reconfortante, y no estube solo, no faltaban los curiosos ni las explicaciones sobre qué hacia un Colombiano con una pala en el campo de China.A veces me ayudaba un viejo que vivía cerca, nunca entendí nunca entendí su nombre pero no olvidaré su compañia.

 

 

 

 

 


Al pasar un año llegaron las despedidas, humildes cenas y últimas montadas de bicicleta, mis amigos Chinos realmente tocaron mi corazón con tantas invitaciones e incluso regalos como piezas de bicicleta, recuerdos de China, cosas artesanales, etc. Nunca olvidaré la frase “song ni”, que significa “te regalo”.

(Visited 342 times, 1 visits today)

Want to leave a comment?

comments

2 Responses

  1. Sebastian Filth
    | Responder

    Excelente aporte bro y hacer quedar en alto el nombre del país, en ese maravilloso deporte que muy pocos practicamos, son buenas las palabras y saber que el bmx es mas que rodar en sitios transcurridos o popularmente, donde los riders ruedan y dicen que son los sitios de moda y tomar en cuenta el conocer las culturas y poder conocer sitios únicos al lado de la fiel compañera… la bike…

  2. Jorge Salcedo
    | Responder

    Viejo Cami,
    Que chimba de blog!! un abrazo parcero!

Leave a Reply